PARTICIPACIÓN

Programa de Elkarrekin Podemos (descargar)

Creación de una Comisión de Peticiones Ciudadanas. Escaño 76.

Para ello se habilitará de forma simbólica un escaño extra desde el que se puedan materializar las peticiones ciudadanas. Se trata de canalizar, por vía parlamentaria, las peticiones que solicite la ciudadanía, de forma individual o colectiva, directamente al Parlamento Vasco. Este proceso vincula al Parlamento a hacer la petición a la institución o entidad que corresponda o para comenzar un nuevo proceso legislativo. Tanto en la comisión de peticiones como en el caso de las iniciativas legislativas populares, la ciudadanía debe poder defender sus demandas personalmente ante la cámara, en el escaño extra. Son formas de participación que facilitan y garantizan a la ciudadanía la defensa de sus propias propuestas. Ley de instrumentos normativos populares. Se pretende articular legislativamente instrumentos de democracia directa, como las iniciativas legislativas populares (garantizándose su tramitación parlamentaria), las acciones legislativas populares, las iniciativas de oposición popular y las peticiones legislativas populares.

 

Herramientas digitales de participación ciudadana e innovación democrática.

Tendrán especial relevancia la implementación de herramientas de democracia digital. La incorporación de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación son un instrumento útil, aunque no hay que perder nunca de vista la inclusión de los colectivos que no pueden acceder a estos instrumentos.

 

Creación de Consejos Ciudadanos en diferentes ámbitos sectoriales y trasversales.

 

Ley de instrumentos normativos populares.

Se pretende articular legislativamente instrumentos de democracia directa, como las iniciativas legislativas populares (garantizándose su tramitación parlamentaria), las acciones legislativas populares, las iniciativas de oposición popular y las peticiones legislativas populares. 

 

Programa vasco de desarrollo comunitario intercultural.

Estará planificado, implementado y evaluado en estrecha colaboración con la sociedad civil organizada y con la ciudadanía. Se orientará más al proceso que a los resultados, para lo cual pondrá en valor el trabajo comunitario y vecinal de base que ha permitido el ejercicio de derechos a la ciudadanía durante los últimos años. Será un trabajo conjunto y colaborativo con las instituciones para poner en marcha medidas encaminadas a tejer redes ciudadanas y vecinales fuertes