EDUCACIÓN SIN DISCRIMINACIÓN

Programa de Ekarrekin Podemos (descargar)

La educación es un derecho humano y una herramienta fundamental para conseguir los logros de igualdad. En este sentido una instrumento esencial es la Coeducación, para no establecer relaciones de dominio que supediten un sexo a otro, sino incorporar en igualdad de condiciones las realidades y la historia de las mujeres y de los hombres para educar en la igualdad desde la diferencia. Una educación no discriminatoria beneficia a niñas y niños y así contribuye a establecer unas relaciones más igualitarias entre mujeres y hombres y por ende un mundo más justo para ambos.

Por ello desde Elkarrekin Podemos proponemos:

  • Educar a niñas y niños desde los primeros años en el uso de un lenguaje inclusivo. Impulso estratégico al Plan de Coeducación desarrollando un plan específico para 0 a 6 años, como primer paso hacia una educación no sexista.

  • Compromiso de incluir en el currículum educativo, educación contra la violencia y la prevención de la misma.

  • Rechazar el androcentrismo y los estereotipos heteropatriarcales en los libros de texto y actividades educativas, e impulsar la igualdad entre mujeres y hombres en las mismas.

  • Fomentar la Igualdad en todas las facetas de la vida escolar (relaciones interpersonales, estructura, recreo, deporte, etc.).

  • Se reforzará la educación sexo-afectiva para las y los adolescentes, prestando especial importancia a sus relaciones y las nuevas tecnologías.

  • Mantenimiento en el currículo educativo de la diversidad afectiva sexual y nuevos modelos de unidades convivenciales.

Las mujeres y hombres de Elkarrekin Podemos consideramos que la Igualdad de Género ha de ser un valor estructural de cualquier sociedad plenamente democrática y justa, por lo que exigiremos que sea tenida en cuenta como un pilar básico del nuevo marco político vasco, el cual habrá de dotarse de fórmulas socialmente innovadoras que persigan, no sólo la consecución de la Igualdad efectiva entre mujeres y hombres, sino también un cambio de mentalidad en el conjunto de la ciudadanía, para su necesaria transformación. Cuando una persona da un paso por la Igualdad, toda la sociedad avanza.

Los partidos políticos somos una herramienta de transformación social al servicio de la ciudadanía, y el feminismo debe trascender a la propia organización, por eso nos hemos propuesto lograr que más mujeres participen en política desde el empoderamiento, con una agenda política propia, fomentando y apoyando sus mujeres. Se trata de ir más allá de la simple visibilidad pública de las mujeres en política para conseguir que su participación sea imprescindible y determinante en los ámbitos de decisión. No obstante, en esta lucha existe un agente social fundamental: el movimiento de mujeres y feminista al que debemos en gran medida los avances que se han producido en este ámbito. Son ellas las que protagonizan el cambio.