CULTURA Y MEDIOS DE INFORMACIÓN PÚBLICOS

Programa de Elkarrekin Podemos (descargar)

La cultura es el conjunto de prácticas, expresiones, lenguajes e ideas que nos vincula a una manera de entender la sociedad y el mundo en que vivimos. Un conjunto de rasgos distintivos y señas de identidad que nos permiten reconocernos y compartir con los demás un modo de vivir y de pensar. Como afirma la UNESCO en su declaración de 1982, a través de la cultura las personas se expresan, toman conciencia de sí mismas, se reconocen como un proyecto inacabado, se ponen en cuestión, busca nuevas significaciones, y crean obras que las trascienden.

Por lo tanto, la cultura así entendida tiene una importante dimensión política, de construcción de comunidad y convivencia, muchas veces invisible, pero que es imprescindible tener en cuenta si queremos empujar el cambio social.

Por eso, desde Elkarrekin Podemos queremos proponer otro modelo cultural para Euskadi, que ponga la cultura en el centro de la vida.Un modelo menos paternalista y mercantilizado y más feminista y ciudadano. Un modelo que se nutra del sustrato de eso que somos, para proyectarnos en aquello que nos gustaría ser; Un modelo que cultive prácticas culturales en todos los ámbitos, desde lo profesional o desde lo amateur, que sirvan para estimular la creatividad y la experimentación, desarrollar del pensamiento crítico y promover una experiencia emancipatoria y de dignidad personal y colectiva. Un nuevo modelo cultural basado en cuatro pilares: El derecho y acceso a la cultura, La diversidad cultural, La sostenibilidad del ecosistema cultural y La cultura es comunicación.

Una nueva cultura política, que con imaginación y con audacia sea capaz de desenredar la madeja dialéctica neoliberal del desencanto y el desinterés por participar activamente en la vida pública. Una nueva cultura política que escuche y se haga oír usando palabras nuevas o resignificadas; que produzca otros imaginarios y subjetividades; y que comunique desde la puesta en valor de lo común y la alegría por recuperar la cultura comoforma integral de entender la democracia.

En definitiva, desde Elkarrekin Podemos apostamos por un nuevo modelo cultural que partiendo del poner atención al desarrollo políticas culturales que atiendan las problemáticas del tejido cultural y sus distintos sectores, ponga el foco en el desarrollo de una nueva cultura democrática, una nueva cultura de convivencia, de innovación, de empleo, educativa, ecológica, social, científica… Y también, el desarrollo de una nueva cultura para la cultura. Porque sin revolución cultural, no hay revolución social.

Para hacer posible esta apuesta por un nuevo modelo cultural, es necesario abordar la política cultural desde un enfoque estratégico, mucho más articulado y coordinado entre las distintas áreas de competencia dentro del propio Gobierno Vasco, así como con otras administraciones e instituciones vascas.

Una política pública basada en la participación democrática real y la gestión responsable, regida en unos principios y procedimientos de transparencia, supervisión, evaluación y rendición de cuentas.

 

CAMBIO DEL MODELO INSTITUCIONAL

La cultura es un ámbito que ocupa un lugar secundario en las políticas públicas, siempre relegado a nivel presupuestario y de relevancia política institucional. A esto se suma un segundo desequilibrio, el que se produce entre el exceso de cultura institucional e institucionalizada y escaso e inconstante fomento y apoyo a la cultura desarrollada desde la sociedad civil.

 

PLAN PARA LA FINANCIACIÓN DE LA CULTURA

La cultura está dejando de ser entendida como un servicio público para pasar a considerarse un nuevo ámbito de privatización de lo público y de mercantilización de servicios y experiencias. Esto afecta en gran medida a su forma de financiación, al nivel de inversión desde lo público y al enfoque instrumental de la misma.

 

REGULACIÓN Y MEJORA DE LAS CONDICIONES PROFESIONALES

La cultura, pese a ser uno de los nuevos ámbitos de generación de riqueza (o quizá precisamente por eso), es un ámbito de actividad extremadamente precarizado y desregularizado a nivel profesional y laboral.

 

RECUPERAR EL PESO DE LA CULTURA EN LA EDUCACIÓN

La cultura, las artes y las humanidades son uno de los pilares de la educación, de cara al desarrollo equilibrado de capacidades para el pensamiento abstracto, la creatividad, la expresión, la comunicación y las relaciones. Pero es un pilar cada vez más abandonado en un currículum educativo excesivamente orientado a la capacitación prácticotécnica y a una supuesta empleabilidad.

 

LA CULTURA COMO FACTOR CLAVE DE INNOVACIÓN

La cultura y la creación son factor fundamental de innovación de cualquier sociedad que se pretenda avanzada: tanto como medio de cohesión social y generación de comunidad; como de renovación de los sistemas tecnocientífico y productivo; así como sobre todo, como medio de generar nuevas subjetividades y espacios simbólicos desde los que imaginar colectivamente el futuro.

 

NUEVOS PÚBLICOS Y CREADORES

Toda persona es una creadora en potencia si se la incentiva a cultivar el interés por la cultura y se ponen las condiciones para que desarrolle sus deseos y capacidades, tanto a nivel individual como colectivo, entendiendo la cultura como una coproducción en comunidad, como una de las principales expresiones de la vida pública.

 

LA CULTURA EN LA ESFERA PÚBLICA DIGITAL

La cultura cada vez tiene una dimensión más transmedia y se desarrolla más en entornos y mediante medios digitales, pero aún no tenemos desarrollada una conciencia de ello ni a nivel institucional ni desde la ciudadanía en general, lo que nos está dejando en manos de grandes corporaciones transnacionales.

 

MEDIDAS SECTORIALES

Desde Elkarrekin Podemos proponemos un programa de política cultural que pone el acento en la mirada de conjunto y en potenciar la coordinación y la transversalidad entre agentes y acciones, buscando el desarrollo equilibrado del ecosistema cultural. En ese sentido, muchas de las medidas que planteamos en este programa no tienen un carácter disciplinar, sino general (formas de participación, modelo de financiación, condiciones laborales, relación con educación, innovación, movilidad, internacionalización...), atendiendo, eso sí, a su adecuación a la realidad de cada uno de los sectores. Pero además somos muy conscientes de la necesidad de cuidar algunas necesidades sectoriales específicas.

 

PATRIMONIO

El patrimonio comprende una multitud de expresiones artísticas materiales e inmateriales, formas de arte, arquitectura, paisaje cultural, costumbres, tradiciones populares, y un sinfín de elementos que han ido constituyendo una identidad diversa que hoy compone la idiosincrasia de la Cultura Vasca.

Su conservación ha de ser una obligación y un derecho y se ha de reconocer su importancia dentro de la industria del turismo cultural con todo el valor económico que esto conlleva. La adecuada gestión y realización de políticas de patrimonio sirve como motor del desarrollo social, fomenta el turismo responsable y sostenible, posibilita la rehabilitación de entornos urbanos y rurales, y genera un potente valor identitario por sí mismo.

La riqueza y diversidad patrimonial de Euskadi no ha contado con políticas de altura por parte de la administración, se ha visto drásticamente recortada su inversión y se invisibiliza su potencial económico. Citamos como ejemplo la desprotección de la cueva de Praileaitz o la destrucción del patrimonio industrial al amparo de los planes de regeneración urbana.

La gestión del patrimonio tiene un gran potencial en la creación de empleo y ayuda en la consolidación de la habitabilidad de los territorios mediante la puesta en valor de elementos que forman parte de su propia identidad

 

COMUNICACIÓN Y NUEVO MODELO DE EITB

Queremos construir un espacio mediático homologable a los estándares europeos. Planteamos desgubernamentalizar los medios públicos (EITB), y así garantizar su independencia, pluralismo y la calidad de sus contenidos. Proponemos un sistema de gobernanza en consonancia con esos objetivos marcados.

 

CULTURA, COMUNICACIÓN Y EUSKERA

Elkarrekin Podemos considera que la información y la cultura, además de accesible, debe ser comprensible, abogando por ello, por el bilingüismo activo. De este modo proponemos generar, promover y consolidar ambas lenguas oficiales, los espacios y las herramientas destinadas a proteger y divulgar la cultura, el intercambio de información y el diálogo productivo.